Consejos para emprender.

Gracias a las redes sociales, empleadores y candidatos pueden buscarse y encontrarse en numerosas páginas y portales de empleo.Lo importante es saber qué decirles y qué ofrecerles.El establecimiento de unas metas propias trae consigo la especialización y la creación de marca. Hay que tener en cuenta lo que mejor sabes hacer y lo que te suscita un mayor interés para definir los servicios concretos que vas a vender. Esto es esencial, ya que para encontrar tu marca personal debes ser un profesional que utilice las redes sociales para diferenciarse.

La Web 2.0 da más oportunidades a quién ya dispone de ellas y ofrece menos recursos a los profesionales menos especializados y con menos iniciativa. Utiliza la web para cualificarte y profesionalizarte lo antes posible de forma proactiva, con entusiasmo e interés por mejorar día a día.

Convierte en negocio lo que conoces o sabes hacer, incrementando tu perfil de trabajador a profesional y de empleado a emprendedor. Traspasado a las redes sociales, puedes considerar el contar quién eres para llegar a ser lo que quieres, distinguiendo entre marca (lo que quieres vender), reputación ( lo que te compran) y profesionalidad ( lo que demuestras en tu día a día).

Hay que ser positivo y aprender tanto de los errores, para no actuar de la misma manera como de los éxitos, ya que si quieres que los demás te sigan no tienes más que ir delante de ellos. Para ello, la Web Social nos ofrece transparencia y conectividad: las personas y empresas referentes en el campo que te interesa están mostrando en las redes cómo lo hacen y es muy fácil contactar con ellas.

Conocer y analizar las empresas con más apoyos en Internet que montan otros emprendedores es una buena idea para inspirarte, descubrir ideas de negocio y saber cómo han conseguido otros llegar hasta ahí.

Es interesante que recorras las redes sociales en busca de información que consideres relevante para crear tu propio negocio. No obstante, debes enfatizar en aquellas que más se ajustan a tus objetivos, motivación y estilo, pero para descubrirlo debes conocerlas.

Siempre aconsejo la realización de tu propio blog personal, ya que esta es una herramienta muy potente que permite darte a conocer, a la vez de conectar y compartir intereses y opiniones con profesionales de tu mismo sector. Además si generas una marca profesional propia, podrás mantenerla hasta el momento en que estimes oportuno sin riesgo a perderla y pudiendo crecer con ella como profesional.  

Si tienes en mente lanzarte y emprender, debes concienciarte de que en la Web 2.0 todos los profesionales somos vendedores, de una u otra forma: venta 2.0 no es buscar clientes en las redes, es tenerlos como contactos antes de ‘necesitarlos’.

El otro día leí por la web una reflexión que me gustó bastante que dice: motivación no es tener ánimo es tener motivos y los emprendedores y los profesionales que toman la iniciativa tienen siempre un gran motivo: quieren alcanzar sus objetivos, dejar huella y percibir que su esfuerzo tiene valor.

Escrito por

No se pueden publicar más comentarios.